Continúa la falta de respeto con los símbolos de Malvinas

Las cruces están colocadas, por una protesta que lleva años de los soldados movilizados, al sur del continente que no fueron a Malvinas.

De todos modos, la utilización de las cruces que representan a los caídos en la Guerra de 1982, es una falta de respeto a la causa Malvinas y a todo el Pueblo argentino.

El acto de la CGT que se realizó el 23 de agosto, se vio completamente desnaturalizo luego de la pelea inicial que tuvo la marcha en Plaza de Mayo, donde dos facciones (camioneros de gaseosas y los de Tierra del Fuego) del sindicato que conduce Pablo Moyano que se tomó a golpes con los de Tierra del Fuego, que fueron quienes utilizaron las cruces como armas.

Desde el palco, en el que se encontraba el secretario general de Camioneros, Pablo Moyano, no pudieron contener a esos dos sectores. “Somos Camioneros. Dejen de joder. Esto es un acto peronista. Acá venimos a reclamar. Es una vergüenza lo que están haciendo”, gritó, sin éxito, uno de los organizadores. La pelea entre las facciones fue simplemente por estar cerca del escenario.

El incidente dejó varios heridos e incluso, a movilizados de Malvinas fueron a la Plaza de Mayo para repudiar el vandalismo. Sin embargo, el gremio buscó bajarle el tono a la repudiable actitud de los vándalos: “Hablemos del fondo de la cuestión. Hablame que hubo 200 mil trabajadores”, quiso desviar uno de los tres secretarios generales de la CGT.

Más tarde, Mauricio Macri rechazó la marcha de una parte del movimiento obrero: “Movilizarnos para no sé qué es una pérdida de tiempo“. El Presidente realizó un acto con jóvenes que accedieron a su primer trabajo y aprovechó para minimizar una de las críticas de Schmid: el desempleo. El próximo 22 de septiembre, sin embargo, la CGT volvería a movilizarse.

Si bien se lograron restituir algunas de las cruces a su sitio original, aún quedaron baldosas, ladrillos rotos y  jardines destrozados luego de la marcha.

Aporte: Radio Mitre y TN.

Compartir esta nota en las redes...