Multitudinarias marchas en apoyo al médico que optó por salvar las dos vidas

Miles de personas en diez ciudades del país salieron a las calles y marcharon este sábado en apoyo al ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, quien fue condenado en Río Negro por negarse a practicar un aborto y optó por salvar las dos vidas.

En Buenos Aires, la movilización desde la Plaza de Mayo al Congreso de la Nación, fue multitudinaria y contó con la presencia del médico condenado por su opción provida.

“Cumplió su deber como médico, que es salvar las dos vidas”, dijo Fernando Secín, referente de la organización Médicos Provida, y cuestionó: “Es la primera vez en la Argentina que hay una condena por salvar una vida”. Numerosos colegas médicos –en su mayoría mujeres- llevando sus batas blancas rodearon al doctor Rodríguez Lastra en el estrado.

De la marcha multitudinaria en respaldo al médico Rodríguez Lastra participaron jóvenes, familias con niños y adherentes a organizaciones provida como Abogados por la Vida y Estudiantes de la UBA por la Vida, entre otras muchas

La movilización a favor del ginecólogo avanzó sobre la avenida de Mayo con un feto gigante en la cabecera y, detrás, una bandera argentina de al menos 20 metros de largo sostenida por decenas de personas que en la franja central blanca decía “#SiALaVida”.

Con los pañuelos celestes y banderas argentinas, los manifestantes gritaban y exhibían pancartas con consignas como “Salvar vidas no es delito” o “Tu hijo tiene derecho a vivir. Siente todo, no lo mates.

Un gran cartel desplegado en la plaza del Congreso decía: “Juventud Pro Vida Argentina. Somos la juventud que se rebeló contra el sistema”. Una joven sostenía una pancarta que decía: “Si enseñas a tus hijos a amar la vida, defenderán las suyas y la tuya hasta el último aliento”.

“Yo me formé en un colegio público”, dijo el doctor Rodríguez Lastra, y reflexionó si podría enviar a su hijo a una escuela para que le digan que está bien matar a un niño en el vientre de su madre.

”Esto es un “conjunto de células” de cinco meses”, agregó, mostrando un muñequito con cabeza y extremidades diferenciadas, “y quieren hacer creer que no es una persona”. Precisó que vive, se mueve, cuando sale del vientre de su madre busca desesperadamente una bocanada de aire. El médico señaló que un juez y una diputada le dicen: “Pero lo tenés que dejar morir”.

Valoró la misión médica de tratar de calmar el sufrimiento y de la mujer al traer un chico al mundo; agradeció a las mujeres, empezando por “mi mamá”. “Los abrazo muy fuerte”, dijo al público, y a los jóvenes expresó: “Gracias, chicos, sigan luchando”. Estos contestaron: “Se siente, se siente, Leandro es inocente”.

La marcha también se realizó con fuerza en Cipolletti, lugar donde acontecieron los hechos; en Santa Fe, San Juan, Santiago del Estero, Posadas (Misiones), Corrientes, Formosa, Córdoba y Punta Alta (Buenos Aires).

El sábado anterior, 1º de junio, ya se habían realizado concentraciones en otras once ciudades como Jujuy, Tucumán, Mendoza, Río Gallegos (Santa Cruz), Rosario (Santa Fe), Bariloche (Río Negro), Escobar (Buenos Aires), La Paz (Entre Ríos), Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Trelew (Chubut).

Acusación por presión abortista
Rodríguez Lastra fue condenado por la justicia de Río Negro ante la presión de sectores abortistas que sostienen que el médico estaba obligado a hacer un aborto.

Según la información de la causa, el médico estabilizó a la joven que ingresó con un embarazo de más de 5 meses y un proceso infeccioso causado por píldoras abortivas suministradas ilegalmente por la organización La Revuelta.

Para los médicos y autoridades del hospital, realizar el aborto en esa situación tan crítica ponía en riesgo severo la vida de la joven y del niño.

Hoy gracias al médico están vivos los dos y el pequeño crece sano junto a su familia adoptiva.

Pero Marta Milesi, una diputada provincial y militante del aborto, lo acusó por incumplimiento de deberes de funcionario público por lo cual fue declarado responsable. El próximo 11 y 12 de julio se decidirá qué pena se le aplica.

Compartir esta nota en las redes...