Serie «The Crown» y la Guerra de Malvinas

Compartir la noticia:

La última temporada de la serie transmitida por Netflix, incluye un capítulo que aborda la cuestión Malvinas, durante el gobierno de Margaret Thatcher.

Los hechos descriptos en la serie, se alejan bastante de la realidad, insinuando que Argentina provoca el conflicto, tras una ocupación ilegal en las Islas Georgias.

Nada más desacertado, ya que en realidad fue Gran Bretaña, quien provoca el conflicto armado, utilizando al empresario Constantino Davidoff y sus empleados, para forzar la respuesta argentina.

Si bien es cierto que la Junta Militar encabezada por Galtieri se encontraba en momentos críticos desde lo político, económico y social, algo muy similar sucedía en aquel momento en Gran Bretaña, con el gobierno de la Primer Ministro Thatcher. 

Gran Bretaña desde 1975 había iniciado planes militares para un conflicto bélico con Argentina en las Islas Malvinas. El detonante fue el incidente en las Islas Georgias, que la serie intenta reflejar, pero mezclando los hechos y confundiendo al televidente.

Errores históricos

1.- En las Islas Georgias no desembarcan solamente argentinos.

Se observa en la serie que hay un grupo de hombres, con lenguaje, vestimenta y modismos argentinos que pintan un mural de las Islas Malvinas. Todos cantan el himno y se muestran poco amables con el grupo de británicos que se encuentran allí.

Lo cierto es que no solamente había argentinos, por lo que esas escenas, no son compatibles con la realidad de los hechos. Junto a operarios argentinos, también había españoles, chilenos y uruguayos para realizar tareas para desmantelar industrias balleneras abandonadas, a raíz de un contrato comercial existente entre el empresario argentino Constantino Davidoff y una empresa escocesa. No era una acción del gobierno argentino.

Incluso dicha maniobra comercial ya se había realizado el año anterior, y en ambas, la embajada británica en Buenos Aires había dado los permisos formales correspondientes. No era una sorpresa para los británicos que ese grupo estuviera allí.

2.- El grupo de científicos británicos no existió, eran militares.

En las Islas Georgias en esas fechas, solamente había un grupo de militares de las «BAS», British Antartic Survey. La serie muestra a un grupo de científicos británicos que se ven sorprendidos por la «provocación» del grupo de argentinos, que dicen que darían aviso al gobernador de las Islas (cuando en realidad el gobernador ya estaba al tanto por medio de la embajada británica en Buenos Aires).

3.- La bandera argentina ya estaba izada antes del desembarco.

La serie muestra que el grupo de argentinos (vestidos de verde oliva como si fueran militares), iza una bandera argentina. Algo erróneo.

La «Comisión Rattenbach», recogió testimonios de varios civiles, entre ellos, se halla el de Constantino Davidoff. En el capítulo IV del informe de la comisión, en su punto 192 expresa: «La información periodística consignó que los obreros descendieron del barco y enarbolaron la bandera nacional en un mástil, aunque Davidoff negó este hecho, aduciendo que cuando sus hombres desembarcaron la bandera ya ondeaba en el lugar. Por otra parte, si bien los obreros llevaban una bandera argentina, ésta se hallaba en el contenedor, en esos momentos aún a bordo del buque. De cualquier forma el izamiento de la bandera no provocó problemas mayores, habida cuenta que la enseña fue arriada poco después, a pedido del personal británico».

Si bien el episodio en sí del izamiento luego se diluyó (desbordado por hechos más graves), tiene especial relación con el tema de quién originó el incidente Georgias.

Si la bandera argentina fue izada por obreros argentinos, evidentemente la provocación fue argentina; pero si la bandera no fue izada por argentinos… la explicación la debemos buscar en otra parte, pues entonces ¿quién pudo haberla enarbolado si en el lugar había tan solo británicos y animales? Y fundamentalmente, ¿con qué fines fue enarbolada?

Como mera coincidencia, mencionamos que al momento de arribar el buque argentino Bahía Buen Suceso, se encontró un contingente de la BAS (British Antarctic Survey), compuesto por tres personas, que (aparentemente) se hallaban esperando la llegada del buque argentino. Este grupo para estar allí en Puerto Leith, debía haberse puesto en marcha desde su apostadero (en King Edward Point), el día anterior

Los únicos habitantes de las Islas Georgias para esa fecha, eran un grupo de militares del BAS (British Antartic Survey). La bandera apareció izada casi al mismo tiempo en que se produce el desembarco, y el propio personal británico que se acercó a recibirlos, ya poseía un texto redactado de antemano, indicando al personal que debía arriar la bandera y hacer sellar sus pasaportes.

Es decir, antes de que los obreros (que no solamente eran argentinos), pudieran comenzar a realizar sus tareas, los británicos ya poseían una nota para presentarles.

Miente, miente que algo quedará…

En Argentina, a casi 40 años de iniciado el conflicto, se sigue repitiendo la versión británica de los hechos: Argentina ocupa las Islas de la noche a la mañana, por un intento alocado de recuperar popularidad en un gobierno militar que estaba al borde del colapso social, político y económico. En realidad, los mismos informes británicos y la propia Justicia argentina reflejan que Gran Bretaña fue quien provocó e inició el conflicto bélico, que llevaba planeando al menos 7 años antes (cuando en argentina todavía no había habido golpe de estado).

En la serie de Netflix, se muestra exactamente todo al revés: que argentinos pseudo militares ocupan el territorio, izan bandera y amenazan con expulsión a los científicos allí destacados. Cuando la realidad de los hechos, dicen que fueron militares británicos esperando al grupo de obreros, que les entregaron una nota para que abandonen las Islas. Obviamente, Inglaterra sabía que Argentina no cedería ante dicho ultimátum, ya que abandonar las Islas, era abandonar sus derechos soberanos. Y por ello, el conflicto escaló, al enviar Gran Bretaña buques de guerra a la zona y demás amenazas con el uso de la fuerza que el lector podrá ver en detalle en el siguiente enlace.