Indicios sobre el hundimiento del portaaviones HMS Invincible

Compartir la noticia:

Un grupo que ya lleva 19 años de investigación sobre el tema, anuncia que llegó al fin del misterio y asegura que el portaaviones británico fue hundido…

La clave de la investigación culminó con el hallazgo de varias imágenes que prueban la construcción de un cuarto buque de la clase Invencible (oficialmente fueron siempre tres).

El grupo de investigadores, encabezado por el Ing. Agrónomo Miguel Bortolotto anunció en 2016 que…

«Después de 14 años de incansable investigación, estudio, análisis y trabajo de inteligencia, los investigadores históricos argentinos dirigidos por el Ingeniero Miguel Bortolotto han identificado positivamente el cuarto clon de la clase Invencible en pre-botadura (fecha estimada de enero a febrero de 1983) y botadura (mayo de 1983) en el Dique del Este de Wallsend, Newcastle-Upon-Tyne. Al mismo tiempo que han recuperado el más importante objetivo naval hundido desde la Segunda Guerra Mundial (Portaaviones HMS Invincible) también han resuelto la mayor conspiración de encubrimiento de daños de guerra en el historia de la humanidad. Una mítica victoria del amor, la inteligencia, la verdad y la justicia, en honor la memoria de todos los soldados argentinos y todos los soldados británicos que han muerto en el conflicto de las Malvinas».

Miguel, es hijo del Ing. Néstor Bortolotto, quien trabajara en el diseño y desarrollo de varios misiles en CITEFA (Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las FFAA). El Capitán Alejandro Francisco, quien estuviera a cargo de la misión aérea aquél 30 de mayo de 1982, felicitó a los miembros del grupo por el hallazgo.

El equipo de investigación, halló nuevos indicios que demuestran la existencia de cuatro portaaviones de la clase invencible, llegando así a la conclusión que el 30/05/1982 el portaaviones Invincible no sobrevivió al ataque del misil Exocet.

Oficialmente, existieron tres tipos de portaaviones de esta clase: R05 «HMS Invincible»; R06 «HMS Illustrious»; R07 «HMS Ark Royal». La evidencia fotográfica marca la existencia de dos buques «Ark Royal» contruyéndose en diferentes tiempos y lugares (uno al dique oeste y otro al este de Wallsend (norte de Inglaterra). Para los investigadores, estos hallazgos concluyen con el misterio mejor guardado por los británicos durante el conflicto bélico de 1982.

La construcción del HMS Illustrious y del HMS Ark Royal se acelera considerablemente desde principios de junio de 1982. Tal es así que desde agosto/septiembre de 1982 ya se podía contar con ambos portaaviones, aunque oficialmente el Ark Royal entró en funciones en 1985. Por años el grupo de investigación pensaba que tranquilamente Gran Bretaña pudo construir un nuevo buque entre septiembre de 1982 y 1985. Al hallar cientos de imágenes sobre este nuevo buque, ahora han logrado comprobar la veracidad de esta teoría. Una de las claves para diferenciar entre el Ark Royal de 1982 y el construido posteriormente, es la diferencia de ubicaciones en donde fueron armados. Uno fue construido en el dique este y el otro en el dique oeste de Wallsend, Tyne, Inglaterra.

Breve resumen del ocultamiento británico

El día 30 de mayo de 1982, el portaaviones Invincible sufre el impacto de un misil Exocet de la Aviación Naval, del que son testigos los dos pilotos de la Fuerza Aérea que logran arrojar sus bombas contra el buque y regresar con vida al continente. El portaaviones, según versión oficial, contenía casi el 40% del material nuclear que Inglaterra llevó a Malvinas. De hundirse esa misma noche, dicha carga pudo no haberse recuperado. El mapa petrolero británico publicado hace algunos años por este medio, demuestra que existe un blanco hundido que no corresponde a ningún buque oficialmente declarado, en coordenadas cercanas donde fue el ataque el día 30 de mayo. Ello indica que entre el ataque y el hundimiento no pasó más de un día o dos.

El 31/05 Argentina, mediante el Comunicado Oficial 112, anuncia el ataque al portaaviones. El día 01/06 en el Comunicado 118, se anuncia que Gran Bretaña reconoce el ataque al portaaviones Invincible.

Al día siguiente, Gran Bretaña cambia su versión, anunciando que en realidad, se había atacado al hundido Atl. Conveyor (el buque fue atacado el 25/05 y hundido el 29). Luego, el día 3, al desmentir la versión anterior, informa que el buque atacado no fue el Atlantic Conveyor, sino la Avenger y que esta fragata ha derribado a los aviones argentinos por el sistema de Sea Dart (sistema que dicho buque no poseía). Más tarde, en los libros oficiales británicos cambian la versión del Sea Dart por la del cañón de 4,5 pulgadas con la que además, se derribó al misil Exocet. Finalmente la versión oficial británica queda construida de la siguiente manera:

Dos A-4C Skyhawks de la FAA, fueron derribados al este de la isla Soledad por el sistema de misiles Sea Dart disparados por el HMS Exeter; y un cañón de 4,5 pulgadas del HMS Avenger quizá haya golpeado a uno. El Exocet podría haber impactado en el casco del Atlantic Conveyor o ser derribado por el sistema antimisiles del Avenger, y los pilotos podrían haber confundido la silueta del Invincible, con el casco del Atlantic Conveyor. (Falklands, The Air War // Royal Navy Naval History).

El 17/09/82 el HMS Invincible es el último buque en regresar de la campaña de Malvinas, bajo la excusa que el buque había sido utilizado como refuerzo aéreo ante un eventual ataque argentino (la pista de Pto. Argentino, Darwin y el HMS Illustrious eran las verdaderas defensas aéreas). El portaaviones regresó totalmente «repintado», tras 10 meses de navegación (desde diciembre de 1981  estaba en alta mar, en ejercicios en el Ártico preparándose para Malvinas).

El buque que regresa a Portsmouth parece «casi nuevo», porque justamente lo era. No venía de Malvinas, sino de Tyne, recién construido.

El ocultamiento británico del ataque. Los indicios de su hundimiento

  • El mapa petrolero británico sobre buques hundidos en el Atlántico Sur, muestra un blanco más que los oficialmente reconocidos. El blanco misterioso se ubica muy cerca de donde la Argentina atacó al portaaviones aquel 30 de mayo de 1982.
  • Gran Bretaña reconoce primero el ataque y luego lo intenta ocultar, cambiando una y otra vez de versión.
  • La construcción del HMS Illustrious y del HMS Ark Royal se acelera considerablemente desde principios de junio de 1982. Tal es así que desde agosto/septiembre de 1982 ya se podía contar con ambos portaaviones, aunque oficialmente el Ark Royal entró en funciones en 1985.
  • A pesar de que se han desclasificado varios documentos británicos sobre la guerra de 1982, todavía siguen vigentes las leyes secretas por 90 años sobre asuntos que comprometan la seguridad nacional. Que el portaaviones llevara armamento nuclear a bordo y se haya hundido con las cargas, puede ser el punto que mantenga este hecho oculto.
  • El envío a desguace del «nuevo Invencible» y del Ark Royal para que no queden evidencias del engaño. Si se consideran los años en que sirvió cada buque, el Illustrious debió haber sido dado debaja antes que el Ark Royal. De la clase Invencible el único que por ahora queda en pie es el Illustrious, que espera su destino final de desguace o ser museo de la Armada británica.

En 1982, el reconocimiento del ataque hubiera significado un grave golpe a la moral británica, repudio de toda la población hacia el gobierno de Thatcher y sin dudas el fin de su carrera política. No hubiera habido otra opción británica que la de la efectivizar su amenaza nuclear contra Argentina (ya había tres blancos elegidos: Fábrica Militar de Córdoba, Puerto de Bahía Blanca o Buenos Aires) para mantener su bastión en el Atlántico Sur, más allá de que las tropas argentinas estaban casi al límite de la operatividad. En plena guerra fría, reconocer que la flota de mar de la OTAN, perdía un portaaviones en manos de una fuerza del tercer mundo hubiera sido el hazme reír mundial.

Ya lo hicieron

Lo han hecho una vez, aunque ahora han mejorado la estrategia. Incluso hay mejores e importantes motivos para ocultar al Invincible que el Dasher.

Ya existe un hecho en la historia en que se ocultó el hundimiento de un portaaviones: El HMS Dasher en la Segunda Guerra Mundial, blanco hundido a Gran Bretaña. Por 50 años Gran Bretaña ocultó el hecho. El gobierno británico, ansioso de evitar el daño moral, y cualquier atisbo de fallo en la construcción del resto de buques americanos, trato de encubrir el hundimiento. A la prensa local se le obligó a no hacer ninguna referencia a la tragedia y las autoridades enterraron los cuerpos de los fallecidos en un fosa común sin identificar. Sin embargo, años más tarde, familiares protestaron contra el gobierno y algunos cuerpos fueron devueltos a los familiares. A los supervivientes se les ordenó no hablar sobre lo ocurrido.