Convirtió un gol, festejó con una bandera de Malvinas y el árbitro lo expulsó

Este domingo se vivió un hecho insólito en la Liga Deportiva Confuencia de la provincia de Río Negro. Un jugador de Maracacinho convirtió un gol de penal y cuando lo festejó con una bandera de las Islas Malvinas el árbitro del encuentro decidió expulsarlo.

Pese a la victoria por 1-0 sobre Fernández Oro, en condición de visitante, correspondiente a la tercera fecha del certamen regional, el resultado dejó un sabor amargo en el elenco de Cinco Saltos. A los 34 minutos del segundo tiempo, el defensor Roberto Muñóz anotó el tanto de la victoria a través de un penal y decidió celebrarlo con una insignia de las Islas. Fue en ese momento en el que el juez, Maximiliano Benito, tomó la decisión de mostrarle la segunda amarilla y echar al zaguero de la visita.

La determinación de Benito fue cuestionada por todos los presentes porque a pesar de que el reglamento lo amparaba -que prohíbe enseñar emblemas, símbolos o marcas-, el contexto amparado en las vísperas de un nuevo aniversario de la Guerra justificaba el gesto del jugador para aquellos que lucharon por su país.

Además, el conjunto aurinegro cuenta con un pasado comprometido con la causa,  ya que al comienzo de la temporada decidió rendirle un homenaje a los caídos en las Islas Malvinas, al incluir en su camiseta la imagen de las mismas a la altura del pecho.

Cabe recordar que en todos los partidos de la fecha 24 de la Superliga de la Primera División se hizo presente el Ejército Argentino para rendir homenaje a los 649 soldados caídos en la Guerra de Malvinas, a 37 años de la misma. Es así que se pudo ver y escuchar a las bandas militares entonar la Marcha de Malvinas dentro de los campos de juego y establecer un minuto de silencio en señal de respeto por las víctimas del conflicto bélico.

Fuente: Infobae y  lmneuquén

Compartir esta nota en las redes...