Fuerza Espacial de EEUU alerta sobre el «comportamiento inusual y perturbador» de dos satélites rusos

Compartir la noticia:

El general John Raymond, jefe del comando militar recién constituido, señaló que dos satélites rusos lanzados en noviembre se han acercado al NROL-65 estadounidense, de uso militar, con un movimiento que «tiene el potencial de crear una situación peligrosa en el espacio».

Un par de satélites rusos han desarrollado un «comportamiento inusual y perturbador» al aproximarse a otro del gobierno estadounidense, denunció el comandante de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, general John «Jay» Raymond.

En una entrevista con la revista Time, el alto oficial estadounidense señaló que un artefacto espacial ruso puesto en órbita en noviembre comenzó a maniobrar hacia el satélite estadounidense, a veces acercándose sigilosamente a 100 millas.

«Vemos este comportamiento como inusual y perturbador», aseveró Raymond al alertar que este tipo de comportamiento «tiene el potencial de crear una situación peligrosa en el espacio».

Raymond dijo a Time que el gobierno estadounidense ya ha manifestado a Moscú a través de los canales diplomáticos regulares su preocupación por lo que sucede con estos satélites.

La cadena CNN indicó, citando un comunicado de Raymond, que ambos aparatos se comportan «de manera similar a otro conjunto de satélites que Rusia desplegó en 2017 y que el Gobierno ruso describió como ‘satélites inspectores'».

La publicación difundió una imagen que muestra la trayectoria de los satélites, uno de los cuales identificó como el ruso 2542 y otro, el estadounidense, bautizado USA 245, reportó la agencia Efe.

Este satélite, también conocido como NROL-65 es utilizado para labores de apoyo a la defensa nacional de Estados Unidos. Fue lanzado el 8 de agosto de 2013 y los detalles de su misión están clasificados por el Ejército de EEUU.

Algunos expertos lo catalogan como un satélite de reconocimiento, dice el sitio N2YO, especializado en el monitoreo de los satélites en tiempo real.

Se trata del primer aviso público que el Ejército estadounidense hace sobre una amenaza directa a un satélite específico de EEUU.

Antes se han reportado situaciones similares de acercamientos peligrosos de aviones y embarcaciones rusas a unidades militares de Estados Unidos.

A los observadores les preocupa que el espacio ofrezca ahora un nuevo escenario para la escalada involuntaria de hostilidades entre los adversarios de hace tiempo, advierte la revista Time.

En diciembre pasado, la Cámara Baja de Estados Unidos aprobó la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, en inglés) para 2020 en la que se establece la nueva Fuerza Espacial, una iniciativa del presidente Donald Trump.

Trump anunció la puesta en marcha de un nuevo comando con la misión de proteger los intereses de su país en el espacio, un dominio considerado cada vez más reñido ante el creciente interés de sus dos mayores adversarios: China y Rusia.

En el proyecto de presupuesto para este año que ha presentado Trump al Congreso se contempla una partida por 738,000 millones de dólares para esta fuerza.

Fuente:  Univisión