Argentina afianza la entrega: Shell se une a YPF y se mantiene a Equinor para buscar petróleo en el Mar Argentino

Compartir la noticia:

Pese a las críticas al gobierno anterior de Mauricio Macri, el nuevo gobierno anunció que mantendrá negocios con petroleras que tienen vínculos directos con las autoridades ilegítimas de Malvinas.

En octubre de 2019, a dos meses de finalizar el mandato de Mauricio Macri, la Secretaría de Energía adjudicó la explotación offshore de 100 mil km2 en el mar austral en 18 áreas licitadas en la Cuenca de Malvinas a las empresas Shell, British Petroleum Exploration Operating Company Limited, Tullow Oil, Equinor y otras, sin tener en cuenta las prohibiciones de la Ley 26.659 y sin darle participación a la Subsecretaría de Pesca ni a la Secretaría de Desarrollo Ambiental, a la hora de elaborar los pliegos licitatorios. Durante el año pasado, el nuevo gobierno no inició ninguna acción para retrotraer la medida (como si lo hizo con las investigaciones pesqueras conjuntas con Gran Bretaña que regían desde 2016, eliminándolas por completo). Con respecto al tema petrolero, ayer se dio a conocer la noticia que los negocios con los británicos, lejos de suspenderse o eliminarse, se afianzarán.

Informó ayer la agencia estatal Télam, que el CEO de la petrolera estatal YPF, Sergio Affronti, firmó el jueves 14/01, un acuerdo preliminar para el ingreso de Shell Argentina como socio en el bloque off shore CAN 100, ubicado en la Cuenca Norte del Mar Argentino, mientras la filial de la noruega Equinor permanecerá como operadora. Affronti suscribió el acuerdo con los presidentes de Shell Argentina, Sean Rooney, y de Equinor Argentina, Nidia Álvarez.
«Tras esta operación, que se encuentra sujeta a la aprobación de la autoridad regulatoria, Equinor e YPF se dividirán en partes iguales el 70% del bloque y Shell ingresará con el 30% restante», precisó un comunicado.
El bloque CAN 100 comprende un área de 15.000 km2, y es el bloque más grande de la Cuenca Norte del Mar Argentino.

En abril del año pasado (ya con el nuevo gobierno en funciones), la petrolera estatal cedió a Equinor el 50% del permiso de exploración en dicho bloque, cuyo primer período concluirá en 2023.

Actualmente, Equinor e YPF son socios en otros dos bloques off shore en la cuenca Argentina Norte, el CAN 102 y el CAN 114, que fueron adjudicados en la licitación que realizó el anterior Gobierno.

En esa ronda, Equinor obtuvo licencias como operador de cinco bloques y participó en otros dos con YPF y Total como operadores, respectivamente.

YPF, Shell y Equinor ya se encuentran asociadas en el bloque no convencional de Bandurria Sur, en Vaca Muerta, recordó el comunicado.

Equinor, además, participa con el 50% en el bloque Bajo del Toro, de 157 kilómetros cuadrados, en la formación neuquina de hidrocarburos no convencionales, a través de un acuerdo que se firmó en enero de 2018 con YPF.

También posee el 90% en el bloque Bajo del Toro Este como operador en asociación con Gas y Petróleo de Neuquén (GyP).

Asimismo, en agosto de 2019, la firma noruega suscribió un acuerdo con YPF Luz para el desarrollo del parque eólico Cañadón León en la provincia de Santa Cruz, lo que representará un aporte de US$ 30 millones al proyecto en construcción, que demandará una inversión de US$ 190 millones.

Equinor y su relación con Malvinas

Durante el final del mandato de Mauricio Macri, múltiples funcionarios políticos de la oposición, realizaron denuncias ante los medios y en la justicia, por comprobar que tanto Equinor como Tullow, a quienes se les estaba entregando licencias para exploración de hidrocarburos en el Mar Argentino, tenían vínculos con empresas o gobierno de las Islas Malvinas, que se encuentra explorando el Mar Argentino, del lado que actualmente usurpa Gran Bretaña.

Identificaron en detalle, que por ejemplo funcionarios de alto rango de la empresa Equinor, continuaban trabajando y asesorando al gobierno británico de Malvinas, como por ejemplo Anne Drinkwater. Ella fue, no solamente directora de Tullow entre 2012 y julio de 2018, sino que mientras ocupó ese cargo fue además asesora petrolera de las autoridades ilegítimas e ilegales en Malvinas. Elaboró para los kelpers en 2013 una hoja de ruta al 2018 con recomendaciones para el éxito de la actividad hidrocarburífera alrededor de las islas.
Drinkwater pasó por Tullow y de allí saltó a Equinor, ambas empresas ganadoras de 5 áreas en la Cuenca Malvinas Oeste, entre Tierra del Fuego y las islas. Su cargo como directora en dichas firmas coincide con su asesoría en hidrocarburos para el ilegítimo gobierno isleño.

Hoy, al 15 de enero de 2020, la Sra. Drinkwater sigue ocupando un alto cargo en la compañía noruega Equinor, que sigue adquiriendo más licencias de exploración en Argentina, aún después del gobierno de Macri. La empresa de capitales británicos Tullow, también prosigue con sus negocios en Argentina.

Tullow, de capitales británicos continúa trabajando en Argentina

En abril del 2019, como resultado de una ronda de licitación pública, Tullow fue otorgado tres lotes de exploración en la cuenca Malvinas Oeste, en Argentina. Tullow obtuvo una participación del 40% en los Bloques 114 y 119 y una participación del 100% en el Bloque 122. Los contratos se ratificaron formalmente en octubre del 2019.

Todo sigue igual

Lejos de la actitud política esperable para desalentar la presencia británica en el Atlántico Sur, el gobierno de Alberto Fernández se asocia con la angloholandesa Shell para explorar y explotar hidrocarburos en aguas del Mar Argentino. Se ratifica la política que en 2018 el macrismo lanzó cuando la secretaría de hidrocarburos era dirigida por el presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren; también el acuerdo con la noruega Equinor cuya directora es asesora de los kelpers en materia petrolera.

Aquellas voces que se alzaron contra las políticas de saqueo durante el gobierno de Macri, ahora guardan silencio ante este nuevo avance británico sobre los recursos naturales argentinos. El silencio más notorio proviene del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec), cuyo director era Federico Bernal, quien redactó muy interesantes artículos comprobando la entrega de recursos argentinos, a empresas vinculadas al mismo negocio en Malvinas (pueden leerse aquí y aquí). Desde marzo de 2020, Federico fue nombrado por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, Interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS). Desde ese momento lamentablemente no publicó más sobre el tema, pese a que las irregularidades no solo se mantienen, sino que las empresas con intereses británicos continúan obteniendo más licencias y negocios en nuestros mares, como lo anunció ayer la agencia Télam.

De esta forma nos damos cuenta, que muchos políticos y medios de prensa no buscan la verdad o el bien de la Patria, sino que solamente obedecen a intereses económicos. La clase política dirigente, sea de “izquierda” o “derecha”, es idéntica. El problema no es el color político, sino la falta total de compromiso para con los ciudadanos, la clase dirigente que posee el poder, lo utiliza a su conveniencia, y cuando le toca ser oposición critica aquello que no hace cuando está del otro lado. Mientras tanto, los argentinos que trabajamos todos los días para mantener este nefasto sistema, rehenes de la casta política estamos cada vez más empobrecidos, saqueados y entregados al mejor postor. Así lo comprobamos una vez más, en este caso con los negocios con el petróleo en nuestros mares del sur.