Entrevista al director del film “1982: La Gesta”, Nicolás Canale

Compartir la noticia:

Se estrenó esta semana en los cines de varias provincias argentinas el documental 1982: La Gesta, Malvinas como nunca se contó.

Desde El Malvinense, entrevistamos hoy al director del film, Nicolás Canale.
A continuación publicamos los fragmentos más destacados de la entrevista realizada por el director del periódico, Patricio Mendiondo, que pueden escuchar en forma completa en nuestra radio virtual y al pie de la presente nota.

Sensaciones tras el estreno en los cines

Estamos contentos, muy satisfechos por la recepción que tuvo en los Veteranos, que estaban muy emocionados, muy conmovidos. Para nosotros fue un alivio, y estamos disfrutando los comentarios de la gente, y vemos que está emocionando y gustando mucho.

Origen de la obra

La idea (del documental) surgió el año pasado, aunque la idea de hacer una producción sobre Malvinas, fue con un grupo de amigos desde hace varios años. Con alguno de ellos pudimos viajar a las Islas en 2019. Dijimos, se vienen los 40 años, hagamos un documental para homenajear a los héroes de Malvinas. Empezamos a trabajar hace poco más de un año y hoy ya tenemos el estreno, es increíble.

Un viaje a Malvinas y el trato con los isleños

No tuvimos ningún inconveniente. Si nos pasaba, que nos tenían bien controlados. Una mañana estábamos acampando en Monte Dos Hermanas y se nos acerca una camioneta con un civil que nos hace una serie de preguntas… quienes éramos, hasta cuando nos quedábamos, donde estábamos alojándonos… si éramos hijos de Veteranos de Guerra… Esas mismas preguntas nos las hicieron otras personas durante el resto de los días en distintos puntos de las Islas.
Hay gente que no va a Malvinas porque no le gusta que le sellen el pasaporte. Después de viajar, me di cuenta que a ellos les molesta. Hay que ir porque a ellos les molesta. Vayamos… si son nuestras tierras. Hoy nos tienen que sellar el pasaporte, es algo que no nos gusta. Pero vayamos, no solo para molestarlos a ellos, sino porque te transforma. Estar en el cementerio de Darwin es algo único, muy emocionante. Moviliza mucho. Cuando viajamos no estaba en la cabeza este proyecto puntual, pero fue tan movilizador que fue un impulso que tuvo que ver mucho con lo que hoy estamos estrenando en el cine.

El documental

En una primera instancia, calculamos entrevistar a 10/12 Veteranos, pero al hacer la lista nos dimos cuenta que nos quedábamos cortos si queríamos contar la historia, y que era necesario más. Queríamos cubrir los hitos mas importantes de lo que fue la gesta de Malvinas. En base a eso, formamos una lista que al principio no fue de 10 ni 12 sino que pasábamos fácil los 30 Veteranos. Tuvimos que depurar la lista porque no nos iba a dar tiempo de filmarla, sobre todo por el presupuesto. Tuvimos que achicar la lista. Hubo algunos Veteranos que no entraron lamentablemente. Pero si, vamos a utilizar ese material a futuro.
¿Qué tuvo que quedar fuera? No hay nada sobre el hundimiento al Sheffield, faltaron cosas de la Fuerza Aérea, BIM 5… porque los que cuentan la película son los mismos Veteranos, que estuvieron en determinado lugar, no hay locutores. Cubrimos toda la cronología de Malvinas pero hay hechos que no pudimos cubrir.

Lo más importante de esta película es la esencia de Malvinas. Malvinas como una gesta, los valores humanos, el reconocimiento a los héroes y a los caídos. Lo esencial es eso y creo que la gente lo está reconociendo, al menos de los que lo están viendo hasta ahora.

No quiero dejar de mencionar que los que aparecen como productores asociados son “jóvenes malvineros, apasionados por Malvinas”, uno de ellos es hijo del Veterano de Guerra José Vázquez, Santiago Bär, Juan Widow, Santiago Molina Pico (sobrino del Almte. Molina Pico) y Luis Ricoveri.

Los que llevamos adelante esta idea, queríamos hacer esto, homenajear a los héroes y contar la verdadera historia de Malvinas.

Mis socios de la productora (Faro Films), Matías Payer y Claudia Echeverría no estaban muy cercanos a la causa Malvinas y se malvinizaron con la película. Incluso Claudia, que es chilena, está muy conmovida con la película.

Presupuesto y financiación

Hubo que recortar muchas cosas, el equipo técnico fue más chico que el pensado. Las cámaras que pensábamos alquilar no fueron las previstas, utilizamos las nuestras. Recibíamos de a poco, algunos aportes, como el más importante al inicio, de la Municipalidad de San Miguel. El resto fueron todas donaciones privadas. Y así fuimos juntando. Todavía no cobré ni un 10% de lo que me correspondería por mi labor, tampoco mis socios.
Se fue dando así. Siguió gente ayudando hasta el día de hoy con pequeñas donaciones. Una vez terminada la película también tuvimos apoyo un poco más grande que nos dio el impulso para difundirla.

Lo bueno es que empezamos a hacerlo (el documental) aunque todavía no teníamos ni un 10% ni 20%, porque si hubiéramos esperado no lo hubiéramos hecho nunca. Como eran los 40 años sabíamos que teníamos que hacerlo igual.

Proyectos a futuro

La idea es aprovechar el material que quedó afuera de este documental.
Tratar de armar capítulos por cada uno de los Veteranos que entrevistamos.
Después hay ideas de empezar a escribir largometrajes de ficción y un cortometraje bien producido sobre Malvinas.
Un proyecto que no es de Malvinas pero que si es del sur, es una película sobre la historia de Luis Piedrabuena que pocos argentinos conocen. Un gran marinero argentino del siglo XIX que hizo mucho por la Patagonia, por nuestro sur. Estuvo incluso en las Malvinas y es muy poco conocido si no fuera por el nombre de alguna calle o algún pueblo y es un héroe también. Estuve este año leyendo un libro sobre él y es increíble que no se lo conozca.