«Batalla de Tucumá»

Compartir la noticia:

“El Señor ha enviado la redención a su pueblo y ha sellado una alianza para siempre.”

En el día de la Virgen de la Merced, luego de asistir a misa, el Gral. Manuel Belgrano y su ejército, enfrentan en Tucumán, al ejército español. Éste estaba conformado por alrededor de 4.000 hombres bien equipados, mientras que las fuerzas criollas, contaban con la mitad y estaban mal armados. Al decir de V. F. López. Gracias a la providencial intervención de la Generala se gana “la más criolla de cuántas batallas se han dado en territorio argentino”. El tucumano don Marcelino de la Rosa cuenta que, a mitad de la batalla, ocurrió de repente algo que nunca habían visto los soldados enemigos, que contribuyó a desbandarlos y a infundirles pánico. Fue un gran ventarrón, que llegó desatado y furioso del sur. “El ruido horrísono que hacía el viento en los bosques de la sierra y en los montes y árboles inmediatos, la densa nube de polvo y una manga de langostas arrastrada, cubría el cielo y oscurecía el día, daban a la escena un aspecto terrorífico”.

El mayor número de efectivos criollos, que se enfrentaron contra el ejército español, en nuestro territorio, fue en la batalla de Tucumán, y si Belgrano no hubiera desobedecido las órdenes de retirarse -o no hubiera ganado la batalla- las provincias del norte se hubieran perdido para siempre, como se perdió Bolivia, el alto Perú, Paraguay y Uruguay.

El General Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, maestro de humildad y gratitud, reconoce la intervención de la providencia y en su resolución nombra a la Virgen de la Merced, Generala del Ejército del Norte y le entrega su bastón de mando “sellando una alianza para siempre.”

Hoy estamos viviendo una situación similar, estamos al borde de la disolución nacional, le imploramos a Nuestra Señora de La Merced, Redentora de los cautivos, que nos de la fuerza necesaria para organizar la resistencia, contra los poderes de las tinieblas y la esclavitud, del Demoníaco Gobierno Mundial. “Argentina ayer, hoy y siempre”.

San Luis, 24 de septiembre de 2021

Víctor Eduardo Vital BIM5 VGM.