25 de septiembre pero de 1969… Primer aterrizaje con ruedas en la Antártida

Compartir la noticia:

Sabemos que el primer aterrizaje de un avión con ruedas que rompió el aislamiento con el Continente Antártico, procedente de otro Continente, el Americano; fue el avión bimotor turbohélice Fokker F-27 matrícula TC-77 el día de la inauguración de la pista de la Base Aérea Vicecomodoro Marambio de la Antártida Argentina, el 29 de octubre de 1969, pero poco antes de ese acontecimiento de trascendencia nacional, histórica y geopolítica, un pequeño avión de la Fuerza Aérea había protagonizado otro hecho histórico significativo, aterrizando también cuando se estaba construyendo esa pista.

Avión Beaver en Marambio, esquipado con esquí-ruedas Patrulla Soberanía construyendo la pista

Fue el día 25 de septiembre de 1969, cuando el pequeño avión monomotor DHC-2 Beaver, matrícula P-03, procedente de la Base Aérea Teniente Matienzo, en dónde se le había instalado, para iniciar este tipo de vuelo, un sistema de aterrizaje de esquí-rueda, ya que hasta entonces estaba equipado solo con esquíes.

Dicho avión aterrizó sobre la pista de tierra congelada (permafrost) de la isla Vicecomodoro Marambio, que la Patrulla Soberanía estaba construyendo y en esos momentos tenía una extensión de 300 metros de longitud por 25 metros de ancho; convirtiéndose en el primer avión que aterriza con ruedas en una pista natural de tierra en el Casquete Polar Antártico.

Lo piloteaba el Teniente Oscar José POSE ORTÍZ de ROZAS, desempeñándose como mecánico de abordo el Suboficial Principal Ramón Alberto VELÁZQUEZ, llevando a bordo al Comandante del Grupo Aéreo de Tareas Antárticas, Vicecomodoro Mario Luis OLEZZA.


Vicecomodoro OLEZZA (1)- Teniente POSE ORTÍZ de ROZAS (2) – Suboficial Principal VELÁZQUEZ (3)

Fuente: Fundación Marambio