El COVID-19 llegó a Malvinas

Compartir la noticia:

Si bien las Islas no poseen la capacidad técnica para realizar los estudios (deben enviarlos a Londres y luego regresar con los resultados), ya existen varios casos con síntomas del virus. El más grave es un jóven que se encuentra en estado crítico.

Las Islas Malvinas reciben decenas de cruceros turísticos entre noviembre y marzo. Este año no fue la excepción e incluso hasta ayer seguían recibiendo cruceros que habían sido rechazados por otros países en el marco de la pandemia provocada por el coronavirus.

Recién hoy se han tomado medidas de aislamiento social, las que incluyen la suspensión de clases hasta el mes de mayo y el cierre de las plazas y parques.

Los isleños han rechazado cualquier tipo de ayuda de la Argentina. El Reino Unido incluso ha garantizado el abastecimiento aéreo y marítimo, incluyendo ayuda sanitaria necesaria. Lo que no han especificado es como realizarán dicho abastecimiento ya que el puente aéreo de emergencia está teniendo serios problemas.

Por un lado, los vuelos comerciales a Malvinas no llegan, ya que ningún aeropuerto se encuentra operable (Punta Arenas y Cabo Verde están en cuarentena). Desde las operaciones militares, el próximo vuelo que prometieron las Fuerzas Armadas británicas con destino final Londres sería el día 30, aunque vía Senegal (Dakar). Ello si el país africano no cancela el arribo de vuelos internacionales dado que por la creciente cantidad de casos, estaría próximo a declarar el cierre total de las fronteras. La mayoría de los pasajeros que deben abordar el vuelo son turistas europeos que han quedado varados en los cruceros antárticos (su destino final era Ushuaia o Puna Arenas). Desde el día 20 de marzo aguardan por la llegada del avión de las Fuerzas Armadas británicas, que todavía no ha arribado desde Dakar (se espera su llegada hoy por la tarde).

En caso de colapsar el sistema de salud en Gran Bretaña, las Islas Malvinas no contarán con ninguna ayuda y deberán arreglarse con el material médico que cuentan hoy.
Argentina ya ofreció al embajador británico en Buenos Aires ayuda alimentaria y sanitaria, incluyendo traslados para internar a pacientes que requieran cuidados intensivos. Al momento Gran Bretaña dice tener todo bajo control. Y por su parte, los isleños han dicho que de requerir ayuda, lo harán exclusivamente con los británicos.

¿Las autoridades de Malvinas dejarán que se enfermen o mueran sus habitantes con tal de negarse a recibir ayuda humanitaria argentina?