25 junio 2024

Compartir la noticia:

Documento de la Secretaría de Ambiente de Tierra del Fuego aprobó el proyecto de LeoLabs hace más de un año y notificó a la Empresa (irónicamente en hoja membretada bajo el lema de los 40 años de la recuperación de las Islas Malvinas).

Curiosamente, tras la conclusión de la reunión llevada a cabo por la Comisión 7 de la Legislatura fueguina, su Presidente, Federico Sciurano, afirmó categóricamente que “Quedó claro que con la instalación del radar no hubo ninguna cuestión secreta” . Sin embargo, la realidad contradice de manera contundente esta declaración que realizó el ahora oficialista y miembro de la RAP (Red de Acción Política).

Para respaldar de manera tan contundente y adoptar una posición a favor de dicho criterio, resultaría más sensato llevar a cabo una «rigurosa investigación», tal como fue sugerido por el Legislador Villegas. Sin embargo, ésta propuesta provocó una defensa vehemente e inexplicable por parte de los legisladores oficialistas, que parecían casi ofendidos. En lugar de enfocarse en la búsqueda genuina de la verdad con un auténtico espíritu soberano y de defensa de la causa Malvinas, optaron por esta actitud controvertida frente al asombro del público presente.

De manera exclusiva, el sitio web www.bocadepozo.com.ar ha hecho público varios documentos, y una vez más publicamos un nuevo documento revelador. Este documento arroja luz sobre las autorizaciones de carácter extraordinario otorgadas para la aprobación y puesta en marcha del radar, propiedad de la empresa LeoLabs, cuyos inversores son de origen británico.

Las contundentes pruebas de la existencia de una organización eficiente, orientada a agilizar los trámites administrativos para el progreso en la construcción y montaje del Radar de LeoLabs, así como la planificación logística para el transporte de más de 15 contenedores de gran tamaño hasta la ubicación en la estancia «El Relincho», son ahora innegables e incontrovertibles.

En los «Considerandos» de la resolución de aprobación del proyecto de LeoLabs en la localidad de Tolhuin están todos los argumentos por los cuales también se recomienda el «Tendido de energía eléctrica desde la ruta nacional número 3 hasta hasta el predio y al transformador de 125 KW y el tendido dela fibra óptica desde el mismo lugar.»

El balance a todas luces, arroja una preocupante nota negativa, acentuada por la ausencia de decisiones concretas en este escenario. En lugar de una reunión sustancial, el único suceso que marcó esta legislatura fue la convocatoria de la autoridad de los centros de combatientes para emitir su opinión sobre el radar ubicado en la estancia El Relincho, en Tolhuin. Sin embargo, en este encuentro no se planteó ningún avance significativo; en su lugar, se repitieron los mismos argumentos que hemos escuchado reiteradamente de los centros de veteranos en el pasado.

El reciente informe del Ministerio de Defensa, entregado la semana pasada, agrega un nivel adicional de preocupación a esta situación. Su contenido sugiere que el radar podría estar llevando a cabo actividades de monitoreo, inteligencia y recopilación de información de carácter bélico. Esta perspectiva, sumada a la falta de avance en las decisiones gubernamentales, agrava aún más el panorama y aumenta la inquietud en torno a las implicaciones que esto podría tener para la seguridad y soberanía de la región.

En resumen, la carencia de decisiones concretas y la aparente inmovilidad gubernamental resaltan la gravedad de la situación. La ausencia de avances en temas fundamentales y la percepción de actividad bélica en curso subrayan la urgente necesidad de abordar esta cuestión de manera más enérgica y decidida.