12 de octubre, día de la Raza

Compartir la noticia:

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer;
y entre tu linaje y su linaje;
Este te aplastará la cabeza,
y tú le aplastará el calcañar”. (Génesis 3,15)

LA ELITE QUIERE FORMAR OTRA RAZA, EL TRANSHUMANISMO, NOSOTROS YA TENEMOS UNA RAZA, QUE VINO DESDE LO ALTO.

LA MANIFESTACION DEL LINAJE DEL PUEBLO DE DIOS

Por gracia y designio de Dios, el descubrimiento de América fue un 12 de octubre, coincidente con la Fiesta de la Virgen del Pilar, en memoria de aquel pilar de jaspe que le dejó la Santísima Virgen como testimonio de su visita al apóstol Santiago. Esta primera “aparición” de la Madre de Jesús, fue en realidad una bilocación, pues aún vivía en Jerusalén, cuando lo visitó a Santiago en Compostela, para confirmarlo en su evangelización en el confín occidental del mundo conocido.
Santiago el Mayor, en cuyo hogar se hospedó la Santísima Virgen, que había sido encomendada por el Señor desde la Cruz a su hermano Juan, y que Él mismo los distinguió con el sobrenombre de Boanerges, es decir hijos del trueno.
Con este espíritu del rayo, el hijo del trueno, Santiago, es el primero que se aleja de Palestina para sembrar tan rápida como profusamente la semilla evangélica -con su sola palabra, ya que aún no se habían escrito los Evangelios-, reúne un grupo de discípulos y funda una comunidad que continuará su obra por los siglos de los siglos.
Con este mismo espíritu, y luego de dedicarle en Zaragoza el primer templo levantado en el mundo a la honra de la Santísima Virgen, vuelve a Jerusalén donde se convierte en el primer mártir de los apóstoles.
El espíritu de Santiago, Patrono de España y también de América, es el que lleva a los españoles a la Reconquista de España; es el espíritu arrojado, hidalgo, magnánimo y valiente de don Quijote y es el espíritu de los evangelizadores y conquistadores del nuevo mundo.
Su obra civilizadora cumplida en tierras de América no tiene parangón en la Historia. Es única en el mundo. Constituye el más calificado blasón y es la mejor ejecutoria de la raza, ya que la obra civilizadora es un rosario de heroísmos, de sacrificios y de ejemplares renunciamientos, que unida a las culturas de los pueblos locales, parió este pueblo mestizo.

EL ESPIRITU DE NUESTRA RAZA

Es el mismo espíritu que lleva a aquel pueblo a plantar la Cruz en la Alhambra de Granada en 1492, dando fin a la guerra más larga y tenaz que conoce la historia universal: los árabes que invadieron España en el 711 tuvieron que rendirse en su último baluarte, después de ir retrocediendo paso a paso ante las armas cristianas guiadas por Santiago, apareciendo entre ellos como un rayo, tremolando con una mano su estandarte con la Cruz roja y blandiendo con la otra la espada reluciente.
Cuando los Reyes Católicos arrojaron de España a los musulmanes, el “Boanerges”, valiente jefe de los ejércitos de España y terror de los infieles, se despojó de su brillante armadura y subiendo a la Santa María, la nave capitana de Cristóbal Colón, se convirtió en el mensajero de la fe.
Así como María, en la primera epifanía de Belén, fue la que presentó al Divino Niño en sus brazos a la adoración de los Reyes Magos, representantes de la gentilidad del mundo antiguo; así también una vez más, los hombres conocieron a Cristo a través de Ella en esta nueva epifanía del nuevo mundo el 12 de octubre de 1492.
En estas raíces se funda nuestro linaje, nuestra raza mestiza que comenzó a prepararse en la formación misma del pueblo ibérico desde la conquista romana en el siglo I a.C. sobre celtas, íberos, visigodos y norteafricanos y se continuó forjando en los 800 años de lucha en la Reconquista de España en un único y continuo proceso de formación, mestización y trasmisión del modelo cristiano de comunidades de hombres libres.

LOS DOS LINAJES

La continuidad y afirmación de este linaje en América, se lo manifiesta en 1.531 al indio Juan Diego, Nuestra Señora de Guadalupe –Coatlaxopeuh en lengua nahualt- que significa: «Yo he pisoteado la serpiente».
La imagen mestiza de la Madre del Amor Encarnado es el elemento fundante y fundente de este peculiar, original y único continente mestizo de la tierra.
Mestiza su población y mestiza su cultura por ser único también, el proceso de conquista y evangelización, en que los vencedores se funden y conviven con los pueblos vencidos unificando así política, cultural y genéticamente a América, el Continente de la Esperanza.
Mientras esto sucede en América, para la misma época en Europa, la revolución protestante, madre del Renacimiento Anglosajón, despierta en Inglaterra la “antigua serpiente” del paganismo, que sostiene que la tierra está poblada por dos razas de hombres: los verdaderos, o sea ellos mismos y los otros, los esclavos, “herramientas parlantes”, como los denominaba Aristóteles.

ARGENTINA Y LA CONQUISTA CRIOLLA

Hay también entre nosotros un camino de evangelización y conquista señalado por Nuestra Madre para crear una Nación y un pueblo único desde la fe que lo transforma a través de la estirpe en este proceso de mestización.
El Río de la Plata, ya nominado Argentina en 1604 por Martín del Barco Centenera, es el único lugar de América que fue conquistado por criollos y que tuvo la primacía también, de tener el primer gobernador criollo: Hernandarias, elegido por el pueblo de Asunción.
En este proceso propio de conquista y fundación de pueblos, se fue definiendo la estirpe del gaucho, genio y figura del linaje de la Virgen de Luján, que desde 1630 continúa forjando un pueblo nuevo a través de la mestización.
Este “Misterio Grande” en que españoles, criollos e indígenas primero, y la gran inmigración de los siglos XIX y XX después, crearon una cultura nueva que forja continuamente odres nuevos para el vino nuevo, solo se entiende desde la presencia, la acción y devoción de María desde el nacimiento mismo de la Argentina.

LA CORRIENTE INDIGENISTA ANTI-HISPANICA, CON SEDE EN BRISTOL INGLATERRA

Esta corriente indigenista es una rama de esta contracultura, verdaderamente demoníaca, que dio origen a todos los racismos de cualquier época y lugar. No es otra cosa que el indigenismo británico, que, tomando la voz de las víctimas, no son sino sus propios asesinos.
En la argentina esta operación queda al descubierto porque los supuestos Mapuches, integrantes de la comisión ENLACE MAPUCHE INTERNACIONAL, con sede en la ciudad de Brístol, Inglaterra, son casi todos ingleses.
Las comunidades “mapuches” habiendo logrado territorio, D.N.I Mapuche, justicia autónoma aplicable dentro de sus territorios, solo le falta un gobierno propio y autónomo para alcanzar el estatus de Estado-Nación; si esto sucede estarían en condiciones de apelar a la O.N.U para ser un estado totalmente independiente, por un artículo existente en dicho organismo de la libre auto-determinación de los pueblos, y así separarse del Estado Argentino.
Para nosotros, la raza no es un concepto biológico, darwinista, materialista, al modo de la contracultura de la modernidad anglosajona; sino que, por el contrario, es el espíritu que anima a un pueblo, a una nación y le da un sello personal e inconfundible. Una es ethos: carácter, espíritu; la otra zoología.
La fe es el elemento fundente de la unidad de un pueblo como el nuestro, donde están expresados casi todos los pueblos de la tierra.

La Santísima Virgen María que es la Madre del linaje de los hijos de Dios –nuestra raza- es la que reúne, protege y alienta a seguir la marcha que lleva a la salvación de todo un pueblo.

Solemnidad de la Virgen del Pilar.
San Luis, 12 de octubre de 2022

Victor Eduardo Vital
Veterano de Guerra de Malvinas