Pandemia, cuarentena y banderazo

Compartir la noticia:

Mendoza, 25 de agosto de 2020

El 17 de agosto próximo pasado hemos recordado “EL PASO A LA INMORTALIDAD” del Libertador GRAL. D JOSE DE SAN MARTIN.

Fecha magna, si la hay, donde brilla hacia los cuatro puntos cardinales, la figura egregia del PADRE DE LA PATRIA.

No alcanza, la precariedad de nuestro entendimiento, para valorar las virtudes de ese hombre, un argentino, capaz de una entrega total y desinteresada a sus compatriotas y al mundo…

A las tres de la tarde, el 17 de Agosto de 1850, en Boulogne Sur Mer, Francia, se extingue su vida en el silencio y la soledad de los grandes…

Argentina, su Patria, se debate hoy entre la realidad de una “pandemia” y la oscuridad de una ”cuarentena”; entre la politiquería y falta de identidad de verdaderos conductores; entre la economía y la miseria; entre el pasado y el presente…

Por un lado se rinde homenaje a su Héroe Máximo y por el otro, se sale a las calles enarbolando banderas celestes y blancas, para demostrar ante el mundo la incongruencia  de un pueblo desorientado…

Cuando nos enredábamos en rencillas, casi conventilleras, entre gobernantes y gobernados, entre ricos y pobres, entre mansos y violentos, aparece un extraño que en vuelo rasante recorre el mundo montado en la luz, en la oscuridad, en el palacio y en la tapera, sin rostro, sin edad, oculto, ladino, traidor y justiciero: CORONA VIRUS se da en llamarlo. , Es un nombre impuesto por sus víctimas tratando de descubrirlo en los afanes de los laboratorios, en los desvelos de los sabios, en el silencio de los hospitales, en el dolor de la muerte….

Es entonces cuando el mundo se conmueve y en la rapidez de las comunicaciones explota la terrible realidad ¡¡¡ PANDEMIA ¡!! ¡¡¡PANDEMIA ¡!!¡¡¡PANDEMIA! Argentina, se despierta de ese sueño de veleidades políticas y debe enfrentar semejante flagelo, sin nada más que un presente esquivo, un pasado reciente frívolo e inepto y un pasado lejano vergonzante, con  un pueblo asustado y sin saberlo, empobrecido…

Se impone una CUARENTENA, mientras se sale del estupor. Los contagiados se multiplican y la angustia se extiende y la realidad del peligro se palpa La CUARENTENA se prolonga y hoy a casi seis meses de la primera alerta, nos debatimos entre el miedo y la realidad….

La ECONOMIA, ya maltrecha se derrumba, la Política saca a la superficie todo el caudal de odio y venganza acumulados durante treinta siete años, se improvisan dirigentes incapaces, se miente en los medios de comunicación, se utilizan las maravillas de la técnica para derrumbar personalidades y surgen de los sótanos del olvido, personajes nefastos, que buscan su dudosa dosis de revancha…

Y como siempre, cuando se está en peligro, se recurre a DIOS y al SOLDADO…

Y las redes explotan en cadenas y jaculatorias y promesas a la corte celestial y las banderas reaparecen en inesperado fulgor, reemplazando al soldado…

Y son esas mismas REDES las que convocan para ese DIA en que los relojes de la Patria se paran a las quince horas, a un ”banderazo” insólito y en la convicción de una autoconvocatoria, las calles de pueblos y ciudades se vuelven celeste y blanco y el Himno Nacional que se aullaba, ahora sale de las gargantas enronquecidas por la emoción de miles y miles de argentinos, que buscan en la solidaridad transitoria, alivio a sus pesares económicos, sociales, políticos, educacionales y… sanitarios sin reparar en el sacrificio de médicos y enfermeros, ni en el dolor de la muerte, ni en la soledad de los laboratorios, ni en las oraciones que subieron silenciosamente a la STMA VIRGEN  en el DIA de su ASUNCION, que pasara casi ignorado ante la vorágine de información…

Esta no fue una autoconvocatoria personal e íntima, fue la respuesta desesperada de un pueblo que va perdiendo su identidad…

Hacen 38 años, un 2 de Abril la PATRIA entera, inundó las calles y las plazas y las iglesias, sin redes ni avisos; sin ruidos ni tiempo, cada argentino una bandera, cada bandera un soldado, cada garganta un sollozo, cada corazón una brasa ardiente: ARGENTINA ante Dios y el mundo, mostrando su estirpe Sanmartiniana, recuperando con su sangre la grandeza de su tierra solo por la LIBERTAD, el HONOR y la JUSTICIA.

                “ARGENTINOS, A LAS COSAS…A LAS COSAS” (JOSE ORTEGA y GASSET 1939)

¡¡¡ MALVINAS, VOLVEREMOS ¡!!

MARIA DELICIA REARTE DE GIACHINO

DNI 1605228